martes, 14 de agosto de 2012

Lámparas de Cristales de sal, un poco de historia



A lo largo de  toda la historia de la humanidad, la Sal ha formado parte de nuestras vidas, mucho más allá de ser solamente un condimento que se utiliza para realzar el sabor de las más variadas comidas en el mundo culinario, ya que desde la antigüedad era considerada como un sinónimo de riqueza, poder y abundancia, haciendo que muchas civilizaciones  lucharan para obtenerla y así beneficiarse.
Debido a éste concepto, la Sal ha dado lugar a un vocablo que hoy todos reconocemos como premio a nuestras labores cotidianas, “el salario”, pero no es hasta entrado el siglo XX  que se comenzaron a realizar los más variados estudios para alcanzar conocimientos sobre todos sus beneficios y aplicaciones gracias a sus infinitas propiedades.

La historia de la Sal

Las piedras de sal existieron desde siempre, en el océano primario, que cubría desde antaño la superficie de nuestra tierra. Hace más de 250 millones de años se podía encontrar sal en aquellas superficies donde el agua no era demasiado profunda y por efecto del sol, era evaporada, creando así los más variados cristales de sal en pequeños granos. Por efecto del paso del tiempo y gracias a la acumulación de éstos cristales y sedimentos de sal se han ido formando extensas capas, que al estar en contacto con el viento, la tierra, y diversos movimientos sísmicos, las mismas fueron quedando enterradas bajo piedras y rocas.

¿Qué es la sal?

La sal es la unión de pequeñas partículas llamadas iones que pueden estar cargadas positiva y negativamente. La sal común está compuesta por iones de sodio con carga positiva e iones de cloro con carga negativa, que han de compensarse entre sí. Dichos iones forman una zanja cúbica. Pero la sal común no es la única sal. Otros minerales de sal son, por ejemplo, sulfatos como el yeso o carbonatos como la cal. Las variaciones en la coloración de los cristales de sal reflejan las diferentes composiciones del mar u océano del que provenga dicho yacimiento.



Que son las lámparas de cristales de sal de Natural Sense

Pues bien las lámparas de Cristales de Sal de Natural Sense,  son excelentes ionizadores naturales que absorben el exceso de ondas electromagnéticas emitidas por todos los electrodomésticos que nos rodean cotidianamente y nos ayudan a crear una atmósfera mucho más equilibrada y saludable.

Próximamente te seguiremos contando más a cerca del increíble mundo de las lámparas de sal, no dejes de visitarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada